Los ciudadanos impiden un desahucio en Zaragoza y piden cumplimiento del convenio entre el Gobierno de Aragón y el CGPJ para familias en riesgo de exclusión social.

Paremos un desahucio - Foto. Diego Díaz

Una vez más son los ciudadanos los que tienen que impedir un desalojo forzoso en Zaragoza frente a un Estado que impasible les continúa dando cobertura legal. Un desahucio injusto como todos y en el que además la propia administración reconocía la situación de especial vulnerabilidad de la familia.

El desahucio de la vivienda de alquiler estaba previsto para el pasado 21 de mayo y movilizó a Stop Desahucios para intentar detenerlo. Se preparó y convocó un “paremos un desahucio”. Compañeros se situaron tanto en el interior de la vivienda como en el acceso a la finca. Al mismo tiempo se hicieron todos los llamamientos posibles para conseguir frenar el lanzamiento. El juzgado después de solicitar dotación policial para efectuar el desahucio a media mañana, finalmente cedía a la presión ciudadana y renunciaba al desalojo forzoso de la familia. Un agente de Policía Nacional fue el encargado de comunicar a la plataforma y a la familia la decisión del juzgado.

El desahucio suponía saltarse por alto el convenio firmado entre el Gobierno de Aragón, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP) que obliga al realojo de las familias “vulnerables” en riesgo de exclusión social. La propia administración autonómica remitía al juzgado informes en este sentido aconsejando el realojo de la familia antes de proceder al desalojo forzoso de su actual vivienda de alquiler propiedad de un grupo inmobiliario.

Con la paralización del desahucio de ayer ponemos encima de la mesa -una vez más- que es fundamental la organización de los afectados por esta lacra, y al mismo tiempo una amplia solidaridad popular, para lograr -como el pasado miércoles 21 de mayo- doblar la voluntad de saltarse el convenio por parte del juzgado. Aplaudimos la decisión final del mismo y esperamos una solución satisfactoria para la familia.

Sin la decisión de Marisa y Antonio de resistir al desalojo forzoso, sin todas y cada una de las personas que acudieron a Camino Los Molinos, sin la organización colectiva a través de la plataforma, sin cada una de la acciones y muestras de apoyo… El juzgado de de primera instancia número 9 hubiera desahuciado está familia. De hecho únicamente la presión consiguió que a media mañana la jueza renunciará al desahucio.

Stop Desahucios une a afectados por hipotecas, por alquileres y familias con problemas de acceso a una vivienda digna. Creemos que es posible lograr que Zaragoza sea una ciudad sin desahucios forzosos en la que además se respete el derecho a una vivienda digna de sus vecinos por encima de los intereses de bancos e inmobiliarias. Y no sólo creemos que es posible… Estamos decididos hacerlo.

Sí se puede, y lo demostramos cada día.

Si tienes problemas para pagar la hipoteca o el alquiler. Si no tienes acceso a una vivienda. No lo dudes pasa a la acción y ven a Stop Desahucios.

Galería de fotos

de Diego Díaz
https://www.flickr.com/photos/diegozgz/14236319204/sizes/o/in/set-72157644361223967/

 

Fotos tomadas con el móvil por los compas.

Anuncios